:)

Loading...

domingo, 2 de enero de 2011

Allí, en el silencio de los sueños escondidos...

- ¿Por qué lo sigues haciendo?
+ ¿El qué?
- Seguir amándole.
+ No sé, supongo que porque no puedo decir a mi corazón basta y que le olvide así, de imprevisto. Supongo que dentro de un tiempo ya ni me acordaré de su nombre.
- Solo son suposiciones, quizá vaya a más y no a menos como tú esperas.
+ Pues cuando eso ocurra, estarás tu ahí para apoyarme, para decirme que fui una estúpida, que no me merece y todas esas cosas.
- Tienes razón, siempre estaré aquí; para eso son las amigas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario