:)

Loading...

jueves, 13 de enero de 2011

...

Como en el parchís, que te comes una y cuentas veinte, lo mismo, a una sonrisa siempre la acompañan diecinueve. He aprendido a odiar los domingos, sobre todo los domingos de invierno. Debe ser que mi inventiva se ha marchado de vacaciones y soy incapaz de tejer ninguna historia en la que no aparezcas tú...Se trata de instantes pequeños, de seres normales, como nosotros, que de vez en cuando se olvidan de todo lo malo que agarraron y convierten el negro en gris, el gris en blanco y el blanco en transparente y pasan minutos y horas que consumo como si fuera un fumador empedernido. pero he aprendido que las drogas duras como tu no están hechas para mi.yo soy así. tal y como me conociste. una yonkie de lo absurdo..
 foto de createurownstyle en 2/09/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario