:)

Loading...

domingo, 2 de enero de 2011

el silencio acompaña mucho más de lo normal.

Sonríe, pasémonos el día hablando de nuestros sueños, de lo que queremos ser, o de como nos gustaría que todo fuera en este momento. Canta tu canción, baila hasta que no puedas más. Date cuenta de una vez de que esto solo se vive una vez, sí, sé que es lo típico, pero es verdad. Salta, corre y grita, grita tan fuerte como puedas, llora de felicidad. Tan solo ven conmigo, no te dejes aconsejar, tan solo escucha a tu corazón. No le pongas nombre a lo que somos, ni fronteras. Paseemos, comámonos un helado, y olvida por un día esa estúpida parte de nosotros llamada conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario