:)

Loading...

domingo, 2 de enero de 2011

Es imposible,es remotamente extraño y apasionadamente él .

-Hoy he encontrado esto. ¿Lo ves? Te puedes convertir en un vigilante de faro. Imagínate, quinientos euros a la semana y te puedes quedar ahí. Vigilando tú solo toda la Isla Azul. Desde allí vigilas los barcos, sus rutas en las corrientes dependen de ti. Tú iluminas su viaje, tú eres el faro..
-Del mismo modo que tú eres un faro para mí.
Y entonces la coge, le toma la cara entre las manos y la mira a los ojos. Y mil palabras recorren esa mirada. Silenciosas, alegres, románticas, enamoradas. Palabras ocultas, palabras que se persiguen, palabras que empujan para salir como un río subterráneo, como el eco lejano de un valle apenas descubierto, como el escalador que ha llegado con fatiga hasta la cima de una montaña y desde allí, él solo, le grita al viento, a las nubes que lo rodean, toda su felicidad.
Y entonces ella baja los ojos, luego lo vuelve a mirar.
-¿En que estás pensando?
Entonces él sonríe.
-En nada. Perdona, pero estoy en mar abierto. Tú eres mi faro. No te apagues nunca, por favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario