:)

Loading...

domingo, 2 de enero de 2011

Que si el camino se hacia largo parao y yo te arrastraba y tropezabamos.

- ¿Por qué sonríes tanto?
- Porque me gusta.
- Y.. ¿no te cansas?
- No, me siento feliz y además, ¡hago ejercicio facial!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario