:)

Loading...

jueves, 22 de septiembre de 2011

No se trata de ir por la vida con una sonrisa de oreja a oreja para demostrar que eres feliz, se trata de reír sin darte cuenta, de soñar despierta y no acordarte después, de jugar con fuego, quemarte, y aun así reír, porque es lo único que puedes hacer, esa sonrisa que se convierte en carcajada en menos de un segundo, y que más tarde, llegará a formar parte de esos momentos irrepetibles que componen tu felicidad.






Puedes decir que no, puedes reirte a mis espaldas, echarme una maldicion, o hacerme mala propaganda. Se que te resulto indiferente y que nunca e merecido tu atención, pero tienes que arreglar cuentas con tu orgullo y cuidado con lo que buscas, porque podrías encontrarlo... Porque contigo aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único.

La vida es un juego de naipes en el cual te dan cartas buenas y malas. Algunas veces no tienes las cartas que te hubiese gustado tener,pero lo primordial no es cuantos naipes ni que tan buenas cartas tengas en determinados momentos de la vida, sino que tambien sepas jugar esas cartas en determinados momentos.

.

Cuando veo llover imagino que la lluvia escribe sobre el suelo miles de frases…siempre distintas porque siempre llueve distinto. Y me imagino que puedo pedir un deseo, elegir una de las miles de frases que las nubes escriben en el polvo y que ese deseo se convertirá en realidad.
Hay que estar muy atento a lo que te rodea, por que a veces, de repente, algo te puede alegrar el día.




No renuncies a algo que realmente anhelas.

No se trata de inventar una nueva historia, sino de continuar la historia empezada. Escribir otra parte desde el ultimo punto, porque ésta, aún no ha terminado, desde luego que no.
Luchar contra una pared es absurdo, pero en la vida hay cosas a las que no se puede renunciar. Hay que reconocer que la verdad sobre el amor se demuestra con el tiempo, y a veces necesitamos creer, sentir que hay algo por lo que vamos a intentarlo. Nunca se sabe que pequeño acontecimiento puede convertirse en un recuerdo intenso que se te queda en la mente tomando mas y mas significado con los años. Si hay que creer en algo, si hay que creer en alguien, yo elijo creer en ti. Que las perdidas dan muchas ganancias, y que aunque pasen 100 años, yo siempre voy a estar esperandote. Pues sé que no importa lo que esté haciendo, y donde esté, la luna será siempre del mismo tamaño de la tuya...

:)

ÉL. Él y su sonrisa, esa boca perfecta que con tan solo elevar un poco la comisura de sus labios es capaz de hacerte levantar de cualquier golpe.
Él y sus abrazos, abrazos de koala como le gusta definir mientras te rodea con sus brazos y te empuja contra su pecho. Es en ese instante, cuando tienes la certeza de que nunca estarás en un lugar más seguro.
Él y sus palabras,palabras provenientes de una voz grave, una voz
que sabe suavizar en el momento oportuno para decir las palabras adecuadas.
Él y su forma de pensar; magnifica.
Él y sus verdades, verdades como templos que sin reparo alguno,saca a la luz como si de rayos de sol se tratasen.
Él y su guitarra, su mayor confidente, ella nunca revelará de una forma común,todos los sentimientos que a través de las cuerdas consigue que la lleguen del músico.
Y yo. Yo y mis inseguridades.Yo y mis miedos.Yo y mi maldita forma de pensar que jamás seremos más que amigos.


viernes, 12 de agosto de 2011

;)

Hablábamos de él. Y entonces ella me preguntó a qué sabían sus besos. Yo me quedé unos segundos pensando, porque no sabía como resumir la fusión de sensaciones que sentía cuando me besaba. Saben a miel, limón y fresas. Saben a cielo, mar y tierra. Saben a paraíso y a infierno. Saben a todo y a nada. Ella empezó a reír y me dijo que qué sentía cuando estaba con él. Le dije que era como si diera la vuelta al mundo en apenas unos segundos. Como si pudiera echarme polvo de hadas para salir volando. Como si gritara debajo del agua. Ella rió aún más alto y dijo que iba a ser una historia interesante, UN BONITO AMOR DE VERANO.